martes, 14 de julio de 2015

CONFESION ESPIRITUAL NRO 2


REPITA CON NOSOTROS

Yo sé que mi Dios me ayudará, porque mi redentor vive, no está muerto, el resucitó de entre los muertos.

Aunque camine sin saber dónde voy, su Espíritu Santo me guiará a toda la verdad. No lo dudo. Y si no entiendo su obrar, es porque él es Dios y yo soy su siervo.

Pues aún no está la palabra en mi boca, pero leeré su palabra y quedaré satisfecho. Si no la leo estoy en problemas. Mi mente y espíritu irán a otro lugar. Dios me guarde de tal negligencia.

Pero tengo quien me ayude en los cielos. El lo prometió y es fiel. No cambiaré por nada su verdad y su palabra.

El está a favor de los justos y por ellos se inclina. Está dispuesto a hacer grandes cosas si estoy en peligro. No me olvida, pues me tiene en sus manos. Sus ojos atalayan sobre mí y no temeré aunque un ejército acampare contra mí. Lo conozco. Si alguna arma se forja sobre mí el saldrá en mi ayuda.

Mayor es el que está en mi que el que está en el mundo. Mayor es el pueblo del bien que el del mal. Mejor es la herencia espiritual del justo que del injusto.

Dios no me dejará caído, me levantará, siempre llega a tiempo antes que caiga.

Si me desvío es por mi terquedad e ignorancia, pues me ha dado armadura y herramientas poderosas para la batalla espiritual.

El tomó a cargo mi causa y sé que su juicio es para bien. Pronto lo veré. Saldré a victoria y luz. Su gloria se verá en mí, y todo el mundo lo conocerá. De mi parte le doy toda la gloria a su nombre, le alabo y espero en él. Amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.